Skip to Main Content
ajax loader animation
PreventingOutages-HD

Podamos los árboles para mantener las luces encendidas

Las condiciones climáticas adversas, incluidos los vientos fuertes, los relámpagos y las tormentas de hielo, son la causa principal de los cortes de electricidad. Las tormentas pueden hacer que los árboles y las ramas de los árboles caigan sobre las líneas eléctricas en altura, dañen nuestros equipos e interrumpan el servicio.

Después de las tormentas, las cuadrillas capacitadas removerán los árboles y las ramas que hayan caído sobre las líneas eléctricas en altura. Los restos de los árboles se dejarán allí. Si el árbol se encontraba en su propiedad, usted es responsable de hacer que remuevan los restos. En el caso de los árboles de la ciudad, comuníquese con el departamento de obras públicas de su ciudad. En la ciudad de Nueva York, comuníquese con el Departamento de Parques y Recreación al 311 o en nyc.gov/311.

Para reducir el daño causado por la tormenta, inspeccionamos periódicamente los árboles y contratamos guardabosques profesionales, entrenados específicamente para conservar la salud de los árboles y seguir las pautas de poda de la Sociedad Internacional de Arboricultura para podar los árboles que podrían dañar las líneas eléctricas.

Dado que los pronosticadores meteorológicos advierten un clima cada vez más adverso en el futuro, estamos trabajando arduamente para prevenir cortes y reducir el tiempo que toma restablecer el suministro eléctrico energía cuando se produce un corte. Obtenga más información sobre nuestro plan de resistencia ante el cambio climático.

La poda de árboles a lo largo de los cables de distribución

Los cables de distribución en altura viajan por calles y aceras, generalmente en postes de madera. Suministran la electricidad directamente a hogares y negocios y transportan voltajes más bajos que los cables de transmisión. Tenemos alrededor de 34,000 millas de cables de distribución en altura y 198,000 postes en el condado de Westchester y en la ciudad de Nueva York.

Podamos los árboles cada tres años (cada dos años en el caso de los cables de alto voltaje) para crear estas distancias mínimas entre los cables de distribución y los árboles adyacentes. Estas normas reflejan las mejores prácticas de la industria, generalmente aceptadas en el Noreste, las que tienen en cuenta tanto los tipos de árboles que crecen aquí como la duración de la estación de crecimiento.

La poda de árboles a lo largo de los cables de distribución se realiza generalmente de un extremo al otro en el derecho de paso de la línea eléctrica. La poda de árboles de propiedad privada, incluidos aquellos a lo largo del cable de servicio desde la línea eléctrica hasta su casa, es responsabilidad del propietario. Si hay ramas de árboles que interfieren con el cable de servicio en su propiedad, usted es responsable de quitar las ramas de los árboles de su propiedad. Para los cables de televisión o telefonía, comuníquese con su proveedor de servicios. Un contratista con licencia para realizar tareas de mantenimiento de árboles puede quitar las ramas de los árboles. Por su seguridad, avísenos antes de que empiece el trabajo para que podamos desconectar el cable de servicio eléctrico y confirmar que la línea no tenga corriente eléctrica. Pídale a su contratista que envíe una solicitud a través de nuestra guía de recursos para el contratista, en conEd.com/ES. ¿Necesita ayuda para identificar sus cables?

La poda de árboles a lo largo de los cables de transmisión

Los cables de transmisión llevan electricidad de alto voltaje por largas distancias. Se apoyan en grandes torres de acero instaladas en una propiedad llamada "derecho de paso".

Nos ocupamos de los árboles y las plantas que están alrededor de las líneas de transmisión de conformidad con las regulaciones del Estado de Nueva York, para que el funcionamiento de estas líneas sea siempre seguro y confiable. Se prohíbe plantar todo tipo de vegetación en el derecho de paso de la transmisión.

Realizamos trabajos de poda en:

  • Árboles ubicados en el derecho de paso que puedan alcanzar una altura tal que les permita acercarse a los cables
  • Árboles ubicados a los costados del derecho de paso, pero con ramas que crecen cerca de nuestros cables

Los árboles de menor crecimiento que no interfieran con nuestras inspecciones de seguridad ni en nuestros equipos pueden permanecer en el derecho de paso.

Generalmente, nuestros contratistas podan y remueven árboles a lo largo del derecho de paso cada tres años. Visitamos algunas zonas con más frecuencia. Si vive al lado de nuestro derecho de paso, le avisaremos cuando realicemos trabajos de poda en su zona.

¿Fue útil esta información?