Skip to Main Content
ajax loader animation
SmartGrid-HD

Red inteligente

Durante siglo pasado, la red eléctrica de Estados Unidos se ha convertido en uno de los sistemas de energía más grandes y confiables del mundo. En la actualidad, esa evolución continúa a medida que la industria de la energía avanza hacia la era digital.

La red inteligente aprovecha una red de tecnología digital moderna, incluidos los contadores inteligentes, los recursos renovables y energéticamente eficientes para permitir un flujo de energía bidireccional y una comunicación eficiente de los datos de energía. Estas actualizaciones mejoran los servicios de energía que recibe y lo ayudan a tomar decisiones informadas sobre cómo y cuándo usar la energía.

Cómo funciona la red inteligente

41-smart-grid-2

Generación de energía

Un híbrido de recursos de energía tradicional y renovable alimenta la red inteligente.

Transmisión y distribución

La infraestructura de transmisión y distribución de energía conecta múltiples fuentes de energía con los clientes. Básicamente, el centro de control utiliza un monitoreo en tiempo real para gestionar y pronosticar las necesidades de energía en constante cambio de los clientes.

Suministro de energía a los clientes

Con los medidores inteligentes, podemos recopilar información sobre el consumo, monitorear el suministro y anticipar sobrecargas eléctricas. El acceso a los datos en tiempo real nos ayuda a satisfacer las necesidades actuales de energía de los edificios residenciales y comerciales, así como las de las estaciones de carga de vehículos eléctricos.

¿Cuáles son las ventajas de la red inteligente?

Las actualizaciones y las mejoras de la infraestructura nos permiten satisfacer la creciente demanda de energía mientras seguimos suministrando energía de manera segura, confiable y eficiente.

  • Ahorra dinero. Los medidores inteligentes nos permiten ofrecer recompensas por uso inteligente a grandes clientes que reducen su uso durante los periodos de alta demanda, como las olas de calor y de frío. Al reducir la demanda en la red, eliminamos la necesidad de renovaciones costosas, y eso significa que todos ahorran.
  • Lo ayuda a administrar su consumo de energía. Las lecturas de consumo y las tarifas las 24 horas le brindan más control y lo ayudan a tomar decisiones energéticas más inteligentes. Por ejemplo, puede evitar picos de costos al programar sus tareas que consumen más energía para periodos de baja demanda en los que paga menos. Un mayor control significa que no habrá más sorpresas en la factura mensual y que ahorrará en los costos todos los meses.
  • Reduce los cortes de servicio y el tiempo de restauración. Los medidores inteligentes pueden informar electrónicamente la ubicación de un corte de energía antes de que una persona tenga que llamar a la empresa de energía, lo que hace que la restauración sea más rápida y la notificación del estado a las personas sea mucho más fácil. Los medidores inteligentes también pueden detectar e informar problemas de voltaje y de equipos que pueden abordarse de inmediato para mejorar la seguridad general.
  • Protege el medio ambiente y mantiene nuestra competitividad global. La red inteligente protege la independencia energética de nuestra nación a medida que avanzamos hacia un futuro de energía limpia. Necesitamos un sistema sofisticado para gestionar diversas fuentes de energía renovable, como plantas de energía solar, parques eólicos y centrales hidroeléctricas. La red inteligente garantiza que la energía renovable pueda almacenarse de manera segura y distribuirse donde sea y cuando sea necesario.

¿Fue útil esta información?