Seguridad de la energía

Consejos de seguridad eléctrica en el hogar


Verifique los cables eléctricos en busca de lugares desgastados o cables deshilachados. No lo repare... reemplácelo. Las reparaciones caseras son una fuente común de incendios.

Use cables de prolongación con prudencia y solo de manera temporal. Demasiados dispositivos enchufados en un cable provoca sobrecalentamiento. Los cables sobrecalentados provocan uno de cada seis incendios en el hogar.

No coloque cables de energía debajo de alfombras, tapetes o muebles. Además, nunca fije con grapas o clavos cables a paredes, tablas u otros objetos.

Mantenga los materiales inflamables lejos de lámparas y calentadores. Coloque calentadores eléctricos lejos de zonas donde alguien pueda tropezarse y caer.

Coloque los electrodomésticos a una distancia segura de desagües y bañeras.

Inspeccione los tomacorrientes periódicamente. Busque signos de sobrecalentamiento, conexiones sueltas y corrosión. Los tomacorrientes que tienen enchufes sueltos pueden provocar un incendio.

Nunca quite la tercera clavija de un enchufe para que se adapte a un tomacorriente de dos clavijas. Podría recibir una descarga eléctrica.

Si un tomacorriente o placa conmutadora está caliente al tacto, apague de inmediato el circuito y solicite a un profesional que lo verifique.

Reemplace las placas faltantes o dañadas.


Instale cubiertas de seguridad en todos los tomacorrientes no usados de modo que los niños no puedan jugar con ellos.

Consejos de seguridad eléctrica en el exterior

Si observa cables eléctricos caídos o equipos eléctricos dañados, llame al 1-800-75-CONED (1-800-752-6633) de inmediato. No los toque ni intente repararlos por sí mismo.

Manténgase alejado de torres de las líneas de transmisión,
postes para servicios públicos, cercas de subestación y cualquier otra instalación marcada con signos "Peligro de voltaje alto".

No use cables de prolongación u otros productos eléctricos al aire libre, a menos que estén especificados para su uso en exteriores.

Si un producto eléctrico cae dentro del agua, no lo toque. Si usted y el enchufe están secos, tire del enchufe, no del cable, para quitarlo del tomacorriente. O bien, use el disyuntor para cortar la energía.

No vuele barriletes en zonas con líneas eléctricas a alturas.

Si una línea eléctrica cae sobre su automóvil mientras se encuentra adentro, no salga. Los neumáticos de caucho del automóvil proporcionan aislamiento de protección. Use la bocina, llame para solicitar ayuda y espere a los primeros intervinientes. Indique a los demás que se mantengan alejados del vehículo mientras espera que llegue la ayuda.

Al usar una escalera cerca de cables a alturas, retroceda al menos 10 pies, use solamente una escalera de fibra de vidrio o madera, y no permita que la escalera entre en contacto con los cables. Nunca use una escalera metálica cerca de líneas a alturas. Si la escalera comienza a caer sobre una línea a alturas, permita que se caiga, y llámenos al 1-800-75-CONED (1-800-752-6633) de inmediato.

Seguridad en pozos


La mayoría de los incendios en pozos está relacionado con condiciones climáticas. Una combinación de nieve fundida y sal en las rutas, o condiciones climáticas de calor extremo, puede provocar que los equipos eléctricos en pozos expulsen humo o se incendien.

Las cubiertas en los pozos pesan entre 70 y 300 libras. Muchos están ventilados para permitir el escape de gases y no la acumulación en el pozo, lo que ayuda a prevenir las explosiones.

Una explosión en un pozo se da como consecuencia de una reacción en cadena y una variedad de factores.

Manhole covers explode due to built-up gases lighting on fire because of a variety of factors.

¿Fue útil esta información?