Los adolescentes no se pierden un paso con el programa de educación "Bailando para conectarse y Con Edison", que mantiene las artes vivas

Fabricio Nolasco, de quince años, baila para expresar cómo se siente, pero dice que es difícil seguir los pasos cuando las escuelas públicas tuvieron que reducir o quitar las clases de danza y arte.

“He bailado desde que estaba en la escuela primaria y aprendí cómo mover el cuerpo según como me siento; para contar una historia y compartir su contenido. Pero todo terminó cuando ingresé a la escuela secundaria”, dijo Fabricio, que es uno de los 30 alumnos que participaron en el programa Bailar para conectarse por medio de Battery Dance Company.

Bailar para conectarse lleva los procesos de pensamiento y creativos al espacio físico, proporcionándoles a los alumnos medios de expresión no verbales. Es una serie de talleres de cuatro horas que duran una semana, con bailarines de primera clase como sus instructores y una actuación formal al finalizar la semana.

“Los alumnos crean una coreografía individual según sus propios niveles, movimientos, temas y sentimientos”, dijo Jonathan Hollander, Director ejecutivo y artístico de Battery Dance Company. “Los alumnos también aprenden sobre autoestima, tolerancia, trabajo en equipo y sobre la capacidad de canalizar la emoción y los sentimientos en una creación física.

Con Edison aporta $15 000 anualmente a Battery Dance Company para esfuerzos filantrópicos continuos basados en el arte y la educación. Los alumnos de Irving High School, Gramercy Arts High School y Union Square Academy para ciencias de la salud participaron en el programa Bailar para conectarse.

“Además de apoyar a instituciones culturales tradicionales, Con Edison comprende la necesidad de apoyar a organizaciones culturales que pasan desapercibidas que hacen mucho por nuestra ciudad, como Battery Dance Company,” dijo Caroline Landau, Abogada general asistente de Con Edison y Miembro del consejo de Battery Dance Company.

¿Fue útil esta información?

*Con Edison respalda a cientos de organizaciones sin fines de lucro en la ciudad de Nueva York y el condado de Westchester para fortalecer a los vecindarios, sustentar a las comunidades y mejorar la vida. Este trabajo filantrópico apoya el arte, el medio ambiente y las iniciativas educativas importantes en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Muchos de los 14 000 empleados de Con Edison comparten el compromiso personal con la fuerza de la región mediante sus propios esfuerzos de voluntariado y eligen respaldar la educación mediante la utilización de programas de obsequios como los de la empresa.*